Vistete de rojo

En cada partido llegas con la mente puesta en hacerlo como sabes, dejándote la piel en cada centímetro de pista. Entras al vestuario, un día más llegas a tu sitio y tienes tu ropa bien colocada, todo listo para el momento.

Te pones el pantalón, las calcetas y las zapatillas, te haces el nudo en ellas, que quede todo bien sujeto.

Es hora de calentar, empieza a llegar la gente, los nervios recorren tu piel, no sabes lo que va a pasar fuera. La unión del equipo, lo que has estado preparando cada entrenamiento de toda la semana, cada movimiento y carrera.

Es hora de salir, miras a ambos lados y haces tú ritual como cada compañero, la suerte está echada y quien mejor juega, queda demostrado, sales a luchar y los tres puntos tienen que quedarse en casa, una semana más, para seguir sumando, porque quien CREE y QUIERE, acaba consiguiendo sus objetivos.

 

-Lorena Baeza-